viernes, 20 de febrero de 2015

La Percepción Relativa del Privilegio Explicada con Colores

Nota: Había escrito una mejor versión de esto en un cuaderno, pero no sé dónde lo dejé.

Ya varias veces me he topado con hombres que piensan que hoy en día ya todo está bastante igual, que el feminismo es innecesario y que las feministas que lo continúan en realidad quieren dominar el mundo y volverlo una versión inversa de lo que ha sido durante milenios.

¿Por qué sucede esto? Es como cuando metes la mano fría al agua no tan caliente, simplemente es una percepción relativa de las cosas.

Imaginemos un mundo en el que todo es azul (#00f). La tierra es azul, las sillas son azules, los perros son azules. La gente que le gusta el azul no tiene ningún problema con esto, está bien, está agusto. Pero la gente que le gusta el rojo (#f00) está triste, ellos quisieran ver más rojo en su vida.

Ambos llegan a un consenso y deciden que pintaran el mundo de un tono de morado justo entre el rojo y el azul (#f0f) para que ambas partes estén iguales.

Así se empieza a pintar el mundo, un poco de rojo por aquí, un poco de rojo por allá. Mezclar y pintar. Hasta que llega a un punto en el que para las personas que aman el azul ya parece demasiado rojo (#70f) pero aún no es el punto medio que se había acordado. El mundo es mucho más rojo de lo que era antes, sin embargo todavía no es lo suficientemente rojo para poder decir que están iguales.

Algunas personas que aman el rojo lo han estudiado y lo notan, otras simplemente sienten que no hay suficiente rojo, pero no lo pueden explicar, incluso hay algunas que al no tener una referencia de cuanto rojo está bien piensan que ya es suficiente rojo, y que de todas formas el azul no estaba tan mal, o estaba allí por alguna razón.

Las personas que aman el azul, como siempre han visto puro azul, a la menor pizca de rojo les parecerá demasiado rojo, y se sentirán amenazados por que ese rojo sobrepase la línea de igualdad marcada y pierdan su precioso azul. Temen que la gente que ama el rojo se haya aprovechado de su generosidad y ahora se vaya a pasar.

O, como tienen las manos frías, cualquier cosa caliente es muy caliente, aunque en realidad no esté tan caliente.

Si la explicación aún es necesaria aquí está: algunos hombres (#notallmen), como siempre han estado acostumbrados a ver puros hombres en todas partes, creen que con tener una o dos mujeres importantes ya es suficiente igualdad, y que aquellas que quieren poner más y más mujeres quieren en realidad, conquistar el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada