lunes, 3 de septiembre de 2012

La Litera y Yo

Cuando eres niño, crees que las literas son lo mas cool del mundo, digo, están ARRIBA ¿Que hay mas cool que estar arriba, y ver a todos como los seres inferiores que son?

Nunca tuve una litera, pero cuando era niña, no me podía decidir si preferiría estar arriba o abajo, abajo parecía una genial cueva o guarida, pero arriba era como no sé, una nave espacial, un puesto de vigilancia, tantas cosas... nunca le dí mucha importancia o lo pensé demasiado.

(Además, mi mamá decía que el de abajo le huele los pedos al de arriba, pero no sé si debería postear eso)

Cuando llegué a los dorms de la universidad, vi que las camas eran literas, para darle espacio a los escritorios debajo, se me hizo algo normal y no le di mucha importancia, hasta que tuve que convivir con ellas.

Veamos, las razones por las que ODIO la litera:

El cómodo placer de llegar y tirarte en la cama.

Con una cama normal, hell, con un futon incluso, puedes llegar de un cansado día y tirarte felizmente en la cama. Con la litera NO. ¿Saben por qué? Porque tengo que subir la effing escalera.

Básicamente, tengo que planear estar en ella.

Si voy a subir a la litera, si me quiero acostar en mi preciada cama, debo de tomar todos los objetos que necesitaré, porque si me suena el celular, si tengo sed, si olvidé la pluma de mi tablet, DEBO VOLVER A BAJAR.

Y no saben lo horrible que es tener que estar subiendo y bajando, se que debería aprender a brincar o algo, la litera es un poco mas baja que yo, pero cuando estoy arriba y miro hacia abajo, algo asi es lo que veo:




Y no, no quiero quebrarme un pie a tan poco tiempo de haber iniciado el semestre.

Además, casi no tengo espacio allá arriba. Abajo puedo poner las cosas en alguna mesa o en el piso, arriba tienen que estar junto conmigo en la cama, estoy atrapada junto a una pared, y se me hago mucho hacia un lado puedo caer y morir.

En pocas palabras, la litera es horrible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada