viernes, 10 de abril de 2015

El Racismo y el Contexto

En México sí existe el racismo, a los indígenas se les hace menos y aún tenemos esa idea arraigada de que güerito ojos azules es sinónimo de hermoso. Incluso ha habido una historia de discriminación contra los asiáticos que normalmente no te cuentan.

También México es un país donde se dio el mestizaje libremente, es por eso que existimos en distintos tonos de piel pero ver a alguien completamente negro o completamente blanco se nos hace raro.

Aquí es normal, como existimos de muchas formas y colores, que apodos como "negro", "chino" o "güero" no sean ofensivos e incluso sean estúpidamente comunes. Si alguien se llegara a quejar de racismo por algo así sería acusado de ser muy simple y no aguantar carrilla.

Estados Unidos, sin embargo, tiene otra historia. En Estados Unidos no se dio el mestizaje como aquí, en Estados Unidos se dio la segregación. Durante mucho tiempo estuvo prohibido que blancos se casaran con negros, los negros tenían baños y lugares de autobus diferentes, etcétera. Estados Unidos tiene la esclavitud muy engranada en su memoria.

Esto no va solo contra los negros, continuamente se da la disciminación en ese país. Discriminación real, no nomás carrillas y burlas, sino personas a las que verdaderamente se le niegan empleos o se les incrimina por no más razón que su color de piel y rasgos faciales. Contra asiáticos, contra latinos, incluso contra blancos menos privilegiados (white trash).

Es por eso que si en Estados Unidos tu le dices a alguien "negro" o haces alguna broma de un estereotipo asiático serás realmente ofensivo y te pueden hasta demandar. Porque ellos han luchado por que se les respete y se les trate como personas.

La mayoría de la gente no entiende como funcionan las dinámicas de poder, creen que es hipócrita que los negros se digan entre ellos "nigga" pero tú como no-negro no poder decirles. Creen que es igual de discriminativo hacer algo exclusivo de latinos que exclusivo de blancos. Pero no es así. No es así porque históricamente los blancos han sostenido una posición de poder sobre el resto. Si un blanco le dice "nigga" a un negro es ofensivo porque está perpetuando la idea de que es más que él, mientras que entre negros están al mismo nivel. No es la misma si tú como mexicano te dices "beaner" que si un gringo te lo dice. Si alguien dice "white power"  o "sólo para blancos" está perpetuando el seguir dejando fuera al resto, mientras que si alguien hace un espacio sólo para negros está creandose un lugar seguro, porque son los oprimidos. Esto aplica no sólo para razas sino para sexos y sexualidades (interseccionalidad).

A lo que voy es que muchos mexicanos, acostumbrados a su burbuja en la que creen que el país funciona independientemente de los demás, se les va el rollo y hacen comentarios racistas ante personas de otras culturas, y luego creen que son muy simples porque se ofenden.

Tendemos a confundir carrilla con bullying. No toda la carrilla es bullying y no todo el bullying es carrilla. Algunas cosas pueden ser ofensivas dentro de ciertos contextos y dentro de otros contextos puede que sí sea muy simple que alguien se ofenda. No hay que olvidar los contextos. Lo que está bien entre amigos puede no estar bien con desconocidos.

1 comentario:

  1. Es como cuando también a los gays les dicen "jotos", "maricones" o "putos"; aunque la tercera es más bien acreditada a una persona cobarde y sin valor (huevos vamos); aquí en México está bien gritarle PUTOOOOOOOO al portero rival, está bien decirle joto a Pepillo Origel y maricon a quien precisamente no aguanta la carrilla, UUUUUHHHH pero no digas Fag en USA porque te agarra la justicia. Podremos estar conectados por una frontera geográfica pero en cuestión de cultura y sobrellevar la vida creo que ganamos los mexicanos en este sentido.

    ResponderEliminar