martes, 19 de marzo de 2013

Política

No acostumbro hablar de política, ya que, tanto con la política como con la religión, es un tema en el que nadie nunca tendrá por completo la razón y todos terminaremos peleados. Siempre he preferido lo absoluto, las matemáticas, las leyes de la física, eso que no cambia con el tiempo y el espacio ni la sociedad.
Eso no quiere decir que no tenga mis humildes opiniones al respecto, estoy consciente de que no soy la persona más informada y mi opinión podría ser la menos correcta, desconfío de casi todo y me gusta ver las cosas por ambos lados...esto es un enorme problema considerando que la mayoría de las personas creen tener la razón absoluta y jamás darán su brazo a torcer, hence por qué prefiero quedarme callada si opino diferente mientras todo arde.

He tenido miedo a expresar mi opinión porque puede parecer que estoy a favor de algo o alguien que no estoy a favor, no soy partidista, en realidad los odio a todos, sólo que me parece que se han enfocado todos en lo mismo y olvidadose de lo demás.

La política en México no tiene sentido, no estoy familiarizada con más países pero en Estados Unidos es simple: o estás a favor o estás en contra. Y los partidos tienen posturas y propuestas y sé que en dicha nacionalidad soy un 97% demócrata. Sin embargo en México todos se tiran mierda a todos y nadie hace nada, tardé mucho en saber cuales eran las orientaciones de los partidos y no parece que se apeguen mucho a ellas.

Hace ya más de medio año tuvimos nuestras queridas elecciones y todavía la mayoría de la gente le tiene un odio ciego al electo presidente y no se cansa de burlarse de él. Una vez más, reitero que no estoy a favor de él ni me ha pagado nadie, de hecho, quize leer sus propuestas y nunca entendí que eran, eran sólo un montón de verbo vacío, no decían nada. El punto es que, en dichos tiempos le tiré algo de mierda a AMLO porque me cagaba que casi todo mundo lo viera como un semi-dios, le tiré algo de mierda al PAN porque, a lo que yo he vivido, su administración en mi estado ha sido pésima (lo siento, pero yo tenía 9 años cuando dejó de gobernar el PRI, no me consta su queque historia)(además que las supuestas posturas del PAN son de lo más conservadoras, no estoy de acuerdo en su mayoría con ellas, además de ser el partido con mayor cercanía al ejército de 'murica). En fin, ojalá y todo mundo le tirará solamente al partido que sus padres odian, pero se generó una especie de obsesión y odio ciego por "el copetón", con lo que ya no me sentí muy de acuerdo, quizá no he vivido lo que ustedes vivieron, quizá no he leído lo suficiente, pero me parece incongruente que digan que es un estúpido y a la vez sí sea lo suficientemente inteligente para crear cortinas de humo para todo.

Entonces, hace poco, llegué a la realización de que era lo que en verdad pasaba.

Enrique Peña Nieto es la imagen que el pueblo le dió a su enemigo.
Algo así como lo que Ozzymandias hizo con el Dr. Manhattan, pero menos cool.
Así como cuando hay un accidente, y la mamá del muerto trata y trata de buscar culpables y meter a alguien a la carcel para conseguir algo de paz, cuando en realidad todo fue un accidente.
Enrique Peña Nieto es la cara que la gente le dió a su culpable, un fenómeno psicológico del todo normal, la gente está en desgracia, ocupan culpar a alguien.
Es la imagen del enemigo, y pues me parece natural.
No creo que nuestro actual presidente sea mejor o peor que otros (de hecho me decepcionó que dijo que no privatizaría el petróleo), creo que el país seguirá siempre más o menos en el mismo rumbo, es como su estado normal, a menos que derrepente toda la actual generación se redima y cuando entre en la política sea super recta, pero eso no puede pasar de una generación a otra, tiene que instaurarse la cultura y la educación gradualmente. Y más que nada, el querer hacer algo bien sólo por el orgullo y no por el dinero.
Yo no creo todo lo que leo en facebook, hay muchos factores que intervienen en todo.

Vuelvo a aclarar, SÍ creo que EPN sea malo, obviamente lo es, sólo no creo que sea EXTRAORDINARIAMENTE malo, osea, más que lo que ya estamos acostumbrados.
Los políticos son como una élite o mafia "¿están a favor de una ley que nos suba el sueldo?¡Sí!" y BAM-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada