martes, 4 de noviembre de 2014

No todo tiene que ser opuesto



Una de las personas que sigo en twitter comentó sobre esa imagen, que claramente se ve que es la solución que propone Gamergate al desmadre de inclusión. Ella comentó sobre como proponen que si no nos gusta hagamos nuestros propios juegos cuando claramente han atacado a mujeres desarrolladoras, yo tengo otra cosa que comentar.

Es obvio que del lado izquierdo tenemos a la malvada Social Justice Warrior, que nomás se queja de algo que ni le importa, mientras que del lado derecho tenemos a una verdadera Gamer, que juega sólo lo que disfruta y si no hay hace lo que ella quiere. Yo pienso que no es mutuamente excluyente lo que hacen ambas caricaturas. Vayámonos cuadro por cuadro.

1. En el primer cuadro vemos a la malvada SJW exigiéndole a los desarrolladores que cambien cosas en juegos que no juega. Primero, yo no he visto a nadie, ni a Anita Sarkeesian, exigir que cambien cosas, francamente sólo critican lo que encuentran que promueve una mentalidad negativa. (Es interesante como el desarrollador en ese panel tiene un fedora).

2. Aquí es dónde creo que está lo importante (mezclándolo un poquito con el 3) "Sólo juega los juegos que le interesan" ¿Qué pasa si me encanta jugar, pero hay muy pocos juegos que me interesen?

3. Me encanta jugar, me gustaría poder compartir ese hobby con más personas, me gustaría que un grupo amplio de gente pudiera disfrutarlo. Si hay cosas que alejen gente de esta experiencia ¿Está mal buscar eliminarla? O quizá no eliminarlas, pero sí buscar más juegos en dónde no se presenten, diversidad, para que cada quién pueda jugar del sabor que le gusta. Que sólo jueguen lo que les interesa pero puedan encontrar muchos ejemplos de lo que les interese.

4. Sí, sería onda que todos hicieramos juegos, bien badass, de lo que nos interesa y así ampliaramos y mejoraramos el mercado y no tuvieramos de qué quejarnos, pero la realidad es que hacer juegos es fucking difícil y toma fucking mucho tiempo.

Defiendo que quejarse no resuelve nada, pero esta imagen sobresimplifica las cosas. Hay una diferencia entre simples quejas y hacer un análisis/difundir un mensaje.

Personalmente yo también juego sólo lo que me interesa, sé hacer juegos (aunque no me he dado el tiempo de hacer ninguno para publicar) y a la vez leo y analizo juegos, no sólo sobre feminismo, también sobre gameplay y demás, precisamente porque amo los juegos y son un medio como las series, música y películas, que recuerdo también son analizadas y criticadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada