martes, 30 de abril de 2013

Continuando con México

Acabo de llegar de ir a ver Nosotros los Nobles, como ya han de saber, tiendo a evitar por completo el cine mexicano, pero el hecho de que todo mundo dijera que estaba buena, y que la sinopsis se escuchaba padre, despertó por completo mi curiosidad. La verdad, me probó que el cine mexicano se puede redimir, y espero siga por este camino.

La película no cayó en el vicio que mencioné de "tratar de demostrar que es México", en ningún momento hay una hacienda, problemas de drogas, chistes tontos usando palabras como "chamacos", luchadores, aztecas, sexo crudo, filtro amarillo, buchones, indígenas, la llorona, alebrijes, ni nada de eso, sólo era una historia que resultó suceder en México. COMO DEBERÍA DE SER, no digo siempre, porque también los listillos ocupan películas de arte que no entiendan, pero sí en general.

El resto de mi post será en un tono menos positivo, pero era lo que originalmente quería comentar, y pues, tengo examen de ético y el leer tanto de la corrupción y los problemas del capitalismo mundial, como que me da mucho que pensar aunque me siga considerando una persona físico-matemática.

No sé si ya lo he mencionado antes, pero el problema del país está muy muy en el fondo de las actitudes de las personas. En otros países parece que piensan "oh somos ingleses, y los ingleses somos chingones, así que hagamos mejores carreteras" (la neta no tengo idea, jamás he ido a inglaterra) pero se entiende la idea, en México la mayoría de la gente es profundamente cobarde y egoísta, uno se queja de la corrupción, pero como ya está todo así, lo sigue haciendo así, y le deja a que alguien más lo resuelva.

No sé si me explico, pero por ejemplo aquí un político no piensa "haré la mejor carretera y me la rifaré", no, piensa "pues ya estoy aquí, a chupar todo el dinero que pueda mientras pueda", y probablemente el tipo que siga de él al ya estar ahí, piense lo mismo. O como por ejemplo los diputados que prefieren estar de acuerdo con el malvado gobernador para proteger sus trabajos que defender los intereses del pueblo. En verdad es frustrante como ellos ponen las leyes, entonces crean leyes sobre aumentarse el sueldo, y pues ya, nada que la gente haga. O como es una burla que entre ellos se repartan miles de millones de pesos para sus campañas innecesarias mientras hacen propaganda sobre eliminar el hambre de México, pero pues, eso está fuera del tema (un poquito).

Esto no se limita al gobierno, es sumamente común que en los trabajos se pida mochada por algo que deberían de hacer de todos modos, y no se pueda denunciar porque corruptos se protegen entre corruptos. Pero esto no se limita a la corrupción, en general la mayoría de los mexicanos son flojos, su mayor propósito en la vida es pistear, se rigen por la ley del mínimo esfuerzo.

Uno trata de juntar la basura y no tomar para ser un mejor ciudadano y entonces escucha el caso de un papá que deja a su niño de 15 años regresar a las 10 de la mañana del día siguiente "porque él es bien fregón" o de la tía que presiona al sobrino a pistear y tener novia "porque es lo normal y ellos lo hacían a su edad" y así crean una nueva generación de perdedores idiotas. No digo que hay que ser puritanos, pero no manchen.

Tenemos un solazo de los mil demonios y ¿alguien aprovecha la energía solar?
Se están acabando el valle para construir casas ¿por qué no construyen hacia arriba?
¿Por qué no mejor arreglan las calles que en verdad no sirven en vez de estar destruyendo y reconstruyendo las que sí? De todos modos pueden robar en ambas...

Al país le falta mucho honor.

Todo está en la actitud, el mexicano no tiene estima como mexicano, y eso genera consecuencias que bajan aún más la estima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada